Graffiti y patrimonio histórico-artístico.

Desde mi infancia he estado en contacto con el graffiti bien fuesen murales o pintadas, desconocía quienes los realizaban y sus motivos, algunos murales para mí eran impresionantes. Tal vez por ello nunca tuve prejuicios y siempre me gustó su existencia.

A continuación, vista general del pasadizo que une  la Torre de la Quintana (datada en siglo XIV y declarada Bien de Interés Cultural en 1995) con la casa de los Solís, actualmente integrada en el I.E.S. La Quintana en Ciaño, Langreo.

La Quintana pintadas

Todas las fotos han sido tomadas a inicios de marzo de 2013 y exponen el estado de conservación del monumento en la actualidad y  manifiestan la  carencia de aprecio y sensibilidad hacia el patrimonio histórico.

La QuintanaLa Quintana II

Admiro el graffiti y otras manifestaciones artísticas realizadas en el entorno urbano siempre y cuando coexisten respetuosamente con el patrimonio histórico. Hay personas que emiten valoraciones negativas en general, manifestando su rechazo por desconocimiento o prejuicios,  indistintamente del espacio público en que se realicen. ¿Qué opináis?

El Medievo en Langreo. San Esteban de Ciaño.

Se localiza en Ciaño, población documentada desde la Edad Media que conserva uno de los núcleos históricos mejor preservados de Langreo. La cronología estimada para San Esteban se basa en el análisis formal de las portadas, datadas entre el último tercio del siglo XII y el primero del siglo XIII. Ha sido declarado B.I.C. en 1995 y constituye el único exponente del arte religioso monumental medieval en el concejo. De este enigmático templo se conservan pocos datos históricos ya que a inicios del siglo XX fue reedificado y la documentación para su estudio es escasa.

Iglesia San Esteban de Ciaño

De la fábrica original sólo se conservan dos portadas románicas de gran calidad y riqueza en sus motivos ornamentales. Respecto a las reformas y añadidos realizados en siglos posteriores apenas se conocen datos. Hasta fines del siglo XIX se conservaba un fragmento de la que debió ser su inscripción fundacional, integrada en la escalera del púlpito que fue  desmontado con la última reforma litúrgica.

Las portadas románicas han sido realizadas en arenisca, material dúctil que permite mejores acabados en la ornamentación. Las similitudes formales e iconográficas muestran una estrecha relación con San Juan de Amandi  y con otros  templos de Villaviciosa y del área central de Asturias. Su relación con Amandi podría indicar la construcción bajo un mismo taller que es posible que estuviese relacionado con el monacal de Valdediós.

Portada occidental.

La portada occidental se eleva sobre un basamento que la monumentaliza. Estructuralmente consta de puerta destacada en arimez con tejaroz sostenido por seis canecillos que representan motivos zoomórficos y antropomórficos de difícil interpretación debido al desgaste que presentan. La portada consta de tres arquivoltas semicirculares concéntricas. La línea de imposta separa esta estructura de las columnas que la sostienen, dispuestas entre codillos.

En cuanto a los motivos ornamentales y su iconografía destacan las  cabezas de pico de la arquivolta intermedia, los dos centauros afrontados en el capitel exterior de la jamba izquierda y la representación del martirio de San Esteban en el capitel interior de la jamba derecha, de gran calidad en el acabado del relieve.

Lapidación de San Esteban

La portada meridional más simple estructuralmente, consta de arco ligeramente apuntado con dos roscas que son sostenidas por un machón liso y columna a cada lado. Destaca por el empleo de los lóbulos zamoranos, siendo la única portada de arco apuntado que los contiene en Asturias. En los capiteles se representan sirenas, en el izquierdo con doble cola de pez y en el derecho con cuerpo de ave, por lo que también podrían ser interpretadas como arpías.

Portada meridional.

En cuanto al estado de conservación de las estructuras medievales, la más afectada es la portada occidental cuyo deterioro se aprecia visiblemente en el desgaste de las basas y los canecillos. A continuación detalle del intradós de la arquivolta y el tejaroz con los canecillos centrales en su estado actual. El izquierdo se desprendió en 2012.

San Esteban de Ciaño. Detalle del intradós de la arquivolta de la portada occidental.

Publicaciones de interés:

  • ALVAREZ, M.S. (coord.): Enciclopedia del románico en Asturias, t. I y II, Aguilar del Campoo, 2006.
  • IDEM: El románico en Asturias, Gijón, 1999.
  • BARROSO VILLAR, J.: “Zona centro oriental (I). El valle del Nalón: Caso, Sobrescobio, Laviana, San Martín del Rey Aurelio y Langreo”, Colección de arquitectura monumental asturiana, Colegio Oficial de Arquitectos técnicos y aparejadores de Asturias, Oviedo, 1994.
  • BELMUNT, O.; CANELLA, F.: Asturias. Su historia y monumentos. Bellezas y recuerdos. Costumbres y tradiciones. El bable. Asturianos ilustres. Agricultura e industria. Estadística, Tomo III, Gijón, 1900.
  • COBOS ARIAS, F.; CORES RAMBAUD, M.; ZARRACINA VALCARCE, M.: Guía básica de monumentos asturianos, Oviedo, 1987. Pág. 123-124.
  • DIEGO SANTOS, F.: Inscripciones medievales de Asturias, Meres- Siero, 1994.
  • FERNÁNDEZ GONZÁLEZ, E.: La escultura románica en la zona de Villaviciosa, 1982.
  • MIGUEL VIGIL, C.: Asturias monumental, epigráfica y diplomática, 2 vols. Oviedo, 1887.
  • RUIZ DE LA PEÑA GONZÁLEZ, I.: Arquitectura religiosa medieval en el espacio oriental de Asturias (siglos XII-XVI), Oviedo, 2002.
  • VV.AA.: Arte en el Valle del Nalón (Caso, Langreo, Laviana, San Martín del Rey Aurelio y Sobrescobio). Curso de iniciación a la historia de sus monumentos, 2002. Págs. 160-166.