Graffiti y patrimonio histórico-artístico.

Desde mi infancia he estado en contacto con el graffiti bien fuesen murales o pintadas, desconocía quienes los realizaban y sus motivos, algunos murales para mí eran impresionantes. Tal vez por ello nunca tuve prejuicios y siempre me gustó su existencia.

A continuación, vista general del pasadizo que une  la Torre de la Quintana (datada en siglo XIV y declarada Bien de Interés Cultural en 1995) con la casa de los Solís, actualmente integrada en el I.E.S. La Quintana en Ciaño, Langreo.

La Quintana pintadas

Todas las fotos han sido tomadas a inicios de marzo de 2013 y exponen el estado de conservación del monumento en la actualidad y  manifiestan la  carencia de aprecio y sensibilidad hacia el patrimonio histórico.

La QuintanaLa Quintana II

Admiro el graffiti y otras manifestaciones artísticas realizadas en el entorno urbano siempre y cuando coexisten respetuosamente con el patrimonio histórico. Hay personas que emiten valoraciones negativas en general, manifestando su rechazo por desconocimiento o prejuicios,  indistintamente del espacio público en que se realicen. ¿Qué opináis?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s